3 min de lectura


En el post de hoy descubriremos cuándo, dónde y cómo ha surgido el método de desarrollo web Jamstack, con derecho a historietas sobre tardes de cerveza con amigos. ¡Empezamos! #

La historia de Jamstack empieza en el 2016, cuando el CEO de Netlify, Mathias Biilmann, que anteriormente había sido periodista musical (y eso mola muchísimo), presenta esta nueva filosofía de desarrollo web al mundo durante la conferencia anual de Smashing Magazine en San Francisco. En su presentación, Biilmann contó cómo la evolución de las herramientas de desarrollo web y de los navegadores durante los 5 años anteriores había creado las condiciones para el diseño de este nuevo método de creación de plataformas web combinando JavaScript, APIs y Markup y que resultaba en sitios web muchísimo más rápidos, seguros y descomplicados de desarrollar.



Su amigo ponderó que el enfoque tenía toda la pinta de un nuevo stack y, en un momento de iluminación, sugerió: “por qué no JAMstack?”



Ya el término Jamstack tiene una historia con un poquito más de salsa. Cuentan que en un país lejano, Mat Biilmann estaba en casa tomando unas cervezas con un amigo. (Para seguir el cuento, acuérdate que en el método Jamstack la interfaz está prediseñada en la forma de ficheros estáticos). La conversación iba de lo lioso y contraproducente que era usar la palabra “estático” para describir cómo se construye una web dinámica moderna y que era necesario encontrar un nombre que se alejara del estigma del “sitio web estático”. ¿Pero, cómo llamarlo? Su amigo ponderó que el enfoque tenía toda la pinta de un nuevo stack y, en un momento de iluminación, sugerió: “por qué no JAMstack?” Voilá, estaba hecha la mermelada. Colorín colorado este cuento se ha acabado. 🍺

De ser un método disruptivo, que en 2016 proponía una revolución de la “web moderna”, pero que apenas empezaba a ser adoptado por los desarrolladores, Jamstack ha dado un salto de popularidad durante los 2 años siguientes. 2018 ha sido un verdadero vuelo. Para que tengas una idea, en 2018, el cofundador y ex director ejecutivo de Github, Tom Preston-Werner, predijo que en los próximos cinco años, los desarrolladores construirían su próxima "aplicación web a gran escala y con todas las funciones" utilizando la fórmula Jamstack. Y hasta ahora, todo indica que Tom no se ha equivocado.





En los últimos años, Jamstack se ha convertido en sinónimo de desarrollo web moderno. Su creciente éxito se debe tanto al boom del ecommerce, que viene acompañado de una fuerte necesidad de webs rápidas y seguras, como a su enfoque descentralizado y modular, en lo cual frontend y backend están separados, lo que favorece (mucho) la vida de los desarrolladores y de las empresas emergentes, las súper pops startups, que necesitan disponer de infraestructuras digitales altamente dinámicas y flexibles.

Actualmente, grandes empresas e instituciones ya han apostado por la arquitectura Jamstack. Entre ellas están: Nike, Louis Vuitton, Burger King, Victoria Beckham Beauty y, uno de nuestros favoritos: el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. 🚀

Si estás leyendo este post (¡qué honor y muchas gracias!) y tienes una PYME, debes estar pensando: muy bonito todo, pero eso tiene pinta de solución high-tech que solo grandes empresas pueden pagar. ¿Correcto? Pues no. En Punky! Laboratorio Digital, nuestra misión es llevar el método Jamstack con todos sus beneficios a los que más necesitan: negocios como el tuyo, que tienen ganas de crecer en el universo digital, creen en el poder de la tecnología y necesitan llevar a cabo su transformación digital con soluciones eficientes, duraderas y rentables. Eso es lo que nos da ánimo para seguir día tras día.

Bueno, por aquí nos vamos despidiendo deseando que te haya gustado nuestra serie de píldoras de Jamstack. Ojalá que la información que hemos aportado te ayude a elegir con conocimiento y sabiduría la tecnología de tu próximo sitio web.

Por si te hayas perdido los posts anteriores de la serie, acá te dejamos los enlaces:

Y antes que se nos pase, acuérdate de suscribirte a nuestra newsletter para recibir otros contenidos disruptivos que creamos con toda la ilusión del mundo en nuestro laboratorio interestelar.

¡Hasta la próxima! ⚡️

← Volver al Blog